Garganta con arena

El sórdido y entrañable mundo de Tom Waits
Un músico que canta a las penumbras de los perdedores. 
 
No es la primera vez. Podría darles unos cuantos ejemplos. Un tipo feo, desgarbado, bordeando peligrosamente los límites de lo prohibido, tocado por los demonios de las sustancias, un perdedor. Y sin embargo desata pasiones y una admiración entrañable que resiste a las explicaciones razonables. Un músico con una voz de batracio disfónico, un fraseo que marcha a tientas con un pié en el canto y el otro en el habla. Letras que jamás describen el éxito sino que despliegan toda la soberbia potencia de la derrota. Un hombre acodado en la barra de un bar de los menos recomendables, un vaso de Bourbon, un par de chicas tristes que merodean por el lugar. El tipo se apoya en tu hombro y te cuenta historias al oído. Entonces te paralizás. Se te levantan las persianas del alma y el ojo ciego que escondías en el centro de tu pecho abre su párpado pesado. Ahora, esa historia ajena y marginal, esa sucesión de fracasos sin remedio y de sueños agotados es tu propia historia. Esa revelación te permite ver –en la brumosa oscuridad de un bar- que lo que suponías resuelto aún te espera, que los terrores que imaginabas haber liquidado están intactos, que lo que creías haber obtenido no vale nada. Que lo que en verdad ocurre es que tu camino a la estabilidad y a la aceptación de los demás pagó el peaje de la ceguera y la anestesia. Y el tipo te despierta. Y te emociona. Y te permite reencontrarte con quien fuiste. Y te abrazás con vos mismo. Y te pedís perdón. Y ése que fuiste, y éste en que te has convertido, se piden otro Bourbon y sientan a las chicas en sus rodillas.

Biografía:

Thomas Alan Waits (nacido en Pomona, California el 7 de diciembre de 1949) es un pianista, cantante, compositor y actor estadounidense, famoso por sus canciones de tono áspero inspiradas en escritores de la generación Beat, en especial Jack Kerouac y Charles Bukowski.

En 1967 comenzó a trabajar en los cabarés de Los Ángeles, ambiente que le influyó mucho para las canciones de su primer disco, Closing Time (1973), aunque este álbum se vio eclipsado por The Eagles y Tim Buckley, pero fue con el álbum Heart of Saturday Night (1974) el que dio a conocer su personal estilo. Más tarde en 1975 con el disco en directo Nighthawks at the Diner combina canciones muy personales (entre ellas Better off without a wife) con entretenidos monólogos introductorios.

Tras Small Change (1976), sus siguientes discos no consiguieron situarse en las listas de éxitos. En esos años interpretó pequeños papeles en películas como La cocina del infierno (1978, de Sylvester Stallone) o Corazonada (1981, de Francis Ford Coppola), para la que también compuso la música.

Volvió a las listas de ventas en la década de 1980 con Swordfishtrombones (1983), Rain Dogs (1985) y Frank’s Wild Years (1987), discos en los que confluyeron una gran variedad de estilos desde el blues hasta el tango, que dieron a sus canciones una atmósfera especial que le aseguró el éxito de ventas y la aceptación del gran público. También participó en películas como Bajo el peso de la ley (1986, de Jim Jarmusch), Drácula (1992, de Coppola) y Vidas cruzadas (1993, de Robert Altman) con papeles de más importancia que en sus anteriores incursiones en el cine. Asimismo, compuso la música de la película Noche en la Tierra (1991, de Jim Jarmusch) y al año siguiente, graba Bone Machine (1992). Un año más tarde colaboró con William S. Burroughs en la ópera cómica de carácter siniestro The Black Rider. El 2002 fue un año especialmente prolífico con la publicación de dos discos: Alice y Blood Money.

Más recientemente, en octubre de 2004, publicaría Real Gone uno de los discos más representativos hasta la fecha de esa particular mezcolanza caracaterística de Tom Waits. Y el último trabajo de