Lo irremediable

boca.paintingcgica

Contuve la respiración. Dejé los zapatos en el umbral. Estaba oscuro. Un vapor delicioso se metió por mi nariz. Un hilo de luz se apagaba a mis espaldas. Se convirtió en un punto titilando a la distancia. Una noctiluca. Tuve un miedo raro. Contradictorio. Quise volver sobre mis pasos. Giré. Busqué aquel punto minúsculo para orientarme. Era apenas un temblor amarillento. Di un paso en dirección a la salida. Sonó un ruido seco, brutal. El punto luminoso desapareció. Estiré las manos como un ciego para reconocer el terreno. Toqué con la punta de los dedos la espalda de tus dientes. Tu lengua me levantó primero y me enrolló después. La caída fue blanda y prolongada. Sentí en la boca del estómago el vacío de un desfiladero vertical. Un vértigo de montaña rusa envuelta en colchones de pluma de ganso. Después nada. Nada.  Ya no puedo salir. Aunque también te has comido mi deseo de hacerlo.