Ejercicio de persuación clínica

marcapasos.rx

– Doctor, discúlpeme pero yo ni loco les voy a permitir que me metan ese aparatito en el pecho.

– ¿No? ¿Y por qué?

– No lo tome a mal, pero es como si me quisieran poner una radio a transistores en el culo.

– ¡Ahh no! Pero esto es un marcapasos y el pecho no es el culo.

– Todo lo que usted quiera doctor pero yo no voy a andar por la vida llevando algo que no es mío.

– Ahí tiene razón don Luis, en eso tiene razón. Entonces si usted no quiere, no se hace.

– Ve, usted me entiende. Pero la doctorcita que me atendió antes se enojó muchísimo.

– No se enoje con ella. Es tan preciosa que yo nunca logro concentrarme en lo que dice.

– Jajajaj, ay doctor, ay doctor.

– Bueno don Luis, entonces no tenemos más que hablar. Ya nos veremos pronto, muy pronto…

– ¿Pronto? ¿Cuándo tengo que volver?

– No usted no va a venir. Soy yo el que va a ir a verlo, se lo prometo.

– ¿Sí? ¿Va a venir a mi casa?

– No, a su casa no, a la funeraria. Le prometo que voy a ir a saludarlo.

– ¿Ve doctor? Por eso me gusta hablar con usted. ¿Cuándo dijo que me podían operar?